Honda NSX... también en color blanco

El desconocido trabajo de los diseñadores de colores de coches

Honda NSX... también en color blanco

… o ¿quién y cómo diseñó el color de tu coche?

Blanco, rojo, plata… ¿De qué color es el coche de tus sueños? Detrás de cada opción hay mucho más que una mera preferencia estética. Hoy os invitamos a descubrir la psicología de los colores y el desconocido trabajo de los diseñadores de color en la automoción, una profesión bastante desconocida que, sin embargo, es clave para la industria.

¿Qué hace un diseñador de color?

El trabajo del diseñador de colores va más allá de escoger colores bonitos, tienen que ser tonos que expresen el concepto básico, el ideal, que cada modelo pretende expresar. Por ejemplo, el Honda N-ONE, el kei car lanzado en 2012 y disponible en 11 colores, fue diseñado a partir de la idea de que un coche inspira afecto, quería ser un coche del que su dueño no quisiera separarse nunca. De ahí surgió el concepto de “diseño atemporal”, que resume el espíritu de este modelo.

Yasuko Saito, diseñadora de color de Honda y miembro del equipo de desarrollo del N-One explica: “Uno de nuestros objetivos era encontrar colores llamativos y atractivos que hicieran que la gente se girase a mirar en la calle, colores que hacen que te enamores de un coche a primera vista. También teníamos que asegurarnos que los colores fueran atemporales, para inspirar una afección continua, que durase muchos años”. “Para identificar los colores adecuados me pasé mucho tiempo observando a la gente por la ciudad y asomándome a tiendas con pinta interesante. La inspiración para un color a veces llega de las cosas más pequeñas del día a día”, explica Saito.

2015 Honda CR-V

Dime qué color conduces y te diré quién eres

El color del coche dice mucho de la personalidad de su dueño y de la imagen que éste quiere transmitir al mundo. Por ejemplo, el blanco sugiere elegancia pero también una imagen fresca y moderna; el negro es el color de la sofisticación y el lujo, para personas importantes, clásicas, que sienten que tienen las cosas bajo control; mientras que el plateado podría definirse como el color de las personas de “estatus”, el que expresa seguridad y estilo.

Por supuesto, la edad y el género influyen a la hora de decidir aunque hay algo más detrás de ello: las preferencias de color cambian también con el tiempo y no son siempre iguales en todos los países y culturas. Además, la personalidad del vehículo es tan importante como la del conductor: el tipo de vehículo, su estilo y diseño determinarán también la elección que hagan los compradores.

¿Qué colores son los preferidos?

Los colores neutros (blanco, plata, negro y gris) han dominado el mercado a lo largo de la historia de la automoción y, actualmente, representan más del 75 % de los colores utilizados en coches nuevos en Europa, según un informe de BASF de 2015.

Según otro informe, el Axalta Automotive Color Popularity 2015, el blanco se mantiene como el color más popular a nivel mundial por cuarto año consecutivo y parece que gana fuerza de cara al futuro.

2015 Honda Jazz

En los últimos años, sin embargo, están en boga colores más vivos y la tendencia va al alza. Norte América es la región donde más conductores escogen el rojo, mientras que en Europa triunfa el azul en diferentes tonos. Y no sólo eso, más allá de los colores, los efectos especiales en la pintura también están de moda: el 55 % de los coches europeos optaron por pinturas con efectos metálicos en 2015 y un 16 % escogió efectos perla, según el informe de BASF.

Éstos son sólo algunos de los muchos factores psicológicos y sociales que los diseñadores de color deben conocer para hacer su trabajo, además de las tendencias del mercado. ¿Y tú? ¿Cuál es tu color preferido para un coche?

Un comentario

  1. fernando g. dueñas dice:

    un vehículo (ya sea de 2 o de 4 ruedas), podría quedar muy original en “blanco y negro”, según qué partes o zonas vayan pintadas en uno u otro color, y según qué tono o efecto se le incorpore a dichos colores. Sería cuestión de probar.

Deja un comentario