Honda Accord

Los 5 coches de carreras de Honda más memorables de todos los tiempos

Honda Accord

La competición ha formado parte del ADN de Honda desde los mismísimos orígenes de la compañía, gracias a la pasión del fundador Soichiro Honda por las carreras. Desde entonces, y a pesar de las idas y venidas, la esencia de Honda ha sido el desarrollo de coches a partir de su experiencia en la competición deportiva. Durante décadas, la marca ha convertido la fabricación de sus coches de competición en un arte seguido de cerca por millones de fans. El post de hoy es para todos ellos, un repaso a los modelos de competición de Honda más increíbles de todos los tiempos.

1- Honda S800 – Gran Turismo

La historia de Honda en el automovilismo no habría sido la que es sin el Honda S800, una de las primeras máquinas con la que la marca compitió en los años 60 en Japón.

Con un motor de tan solo 873 centímetros cúbicos, más de 100 caballos de potencia y un máximo de revoluciones por minuto de 10.500, el pequeño y ligero Honda S800 dejó a más de uno boquiabierto en su día compitiendo contra modelos mucho más grandes y potentes. Un buen ejemplo es la carrera GT-1 de 12 horas de Suzuka en 1968, cuando los pilotos  Kuniomi Nagamatsu y Yoshifumi Kikura consiguieron que el  Honda S800 llegara a meta en tercera posición general.

Honda S800

Honda S800

2- Honda RA300 – Fórmula 1

Honda entró en la Fórmula 1 en 1964, y tan sólo un año más tarde obtuvo su primera victoria de la mano del piloto estadounidense Richie Ginther. En 1966, con los cambios de normativa y una mayor ambición competitiva de fondo, Honda se lanzó a construir un monoplaza que le permitiera competir en mejores condiciones. El resultado fue el Honda RA300, conocido entre los periodistas del momento como “Hondola”, porque estaba basado en el modelo Lola T90 de Indianápolis.  Eric Broadley fue el encargado de diseñar un chasis más ligero, que se combinó con un nuevo motor más potente.

El Honda RA300 cuenta con el extraordinario récord de haber ganado su primera (y única) carrera el mismo día de su debut, en el Gran Premio de Italia de 1967. Fue la segunda victoria de Honda en la Fórmula 1. El piloto británico John Surtees, al volante del RA300, recorrió el circuito rueda contra rueda con Jack Brabham, hasta hacerse finalmente con la victoria con una diferencia de tan sólo 0,2 segundos.

Honda RA300

Honda RA300

3- Honda Accord – Turismo

El Honda Accord tuvo el honor de formar parte de los años de mayor popularidad de los campeonatos de turismos como el británico BTCC a finales de los años 90, donde coincidió con míticos pilotos como Gabriele Tarquini o Tom Kristensen. Aunque no llegó a obtener ninguna victoria, sí que ganó carreras y luchó en primera línea muchas veces. La imagen del Honda Accord de los 90 corriendo en el mítico campeonato de turismos británico quedó gravada en la memoria de los fans de la automoción hasta nuestros días. Quizá fue debido a la sorpresa de ver un modelo que en la calle pasaba por serio y responsable dando golpes de volante a toda pastilla, poniendo a prueba su robustez y la capacidad de su motor, todo a una.

Honda Accord

Honda Accord

4- Honda Civic – Turismo

Y si hablamos del BTCC, es fundamental mencionar el Honda Civic, múltiple ganador del campeonato en los últimos años, y modelo con el que Honda corre en el campeonato mundial de turismos, el WTCC. El Civic ha corrido en multitud de competiciones tanto internacionales como japonesas, norteamericanas o europeas desde su lanzamiento en 1973. El Civic debutó en el WTCC en 2012, y el pasado mes de marzo entró en acción el Honda Civic WTCC 2017, con mejoras significativas en el campo aerodinámico, de motor y de mecánica.

Honda Civic

Honda Civic

5- Honda NSX – Gran Turismo

El Honda NSX, desarrollado con la inestimable ayuda del mítico piloto Ayrton Senna, es el modelo de competición de la marca por excelencia. Comenzó como un experimento para construir el primer superdeportivo «made in Japan», y pronto se convirtió en leyenda. Sus mejores momentos fueron en la competición de casa, la Súper GT japonesa, donde en 2000 y 2007 ganó en la categoría GT500 y en 2004 en la categoría GT300.

El NSX también se dejó querer en Europa. El NSX compitió en las 24 horas del circuito de Le Mans en tres años consecutivos (1994-1996), el mejor de los cuales resultó ser 1995, cuando uno de los NSX se alzó con la victoria en la categoría GT2 y terminó en octava posición de la general.

Durante años el icónico NSX de competición se fue mejorando, incluso después de que el modelo original dejase de fabricarse. Hasta el regreso de la segunda generación. El pasado verano, la compañía anunció que el nuevo Acura NSX GT3, ya con algunas victorias en el bolsillo, saldría a la venta antes del comienzo de la temporada 2018.

Honda NSX

Honda NSX

Cinco mitos, cinco coches de carreras que dejaron y dejan marca. Cinco ejemplos de la filosofía de Honda de trabajar con pasión y determinación para crear la mejor versión posible de sus productos. Y la competición es siempre la manera más exhaustiva de poner el ingenio de la compañía a prueba.

Deja un comentario