septiembre 3, 2018

Duodécimo mundial de trial para Toni Bou; decepción en el GP de Italia de F1

El GP de Fórmula 1 en casa de la escudería Toro Rosso no fue lo que se esperaba tras la racha de puntos de las últimas citas. Tras una carrera decepcionante, en la que los dos pilotos de Red Bull Toro Rosso Honda se vieron envueltos en colisiones, el equipo ya dirige una mirada esperanzada hacia la próxima cita en Singapur. En Montesa Honda, en cambio, el domingo fue una jornada de celebración tras asegurarse Toni Bou su duodécimo título consecutivo de campeón del mundo de trial.

F1. El Gran Premio de Italia de fórmula uno se complicó al verse los dos pilotos de Red Bull Toro Rosso Honda envueltos en colisiones, con resultados frustrantes. En el caso de Brendon Hartley, la mala suerte lo alcanzó poco después de la salida, cuando un Sauber lo embistió y precipitó su retirada. “Tenía muchas ganas de correr mi primer GP en Monza”, confesó el de Nueva Zelanda. “Me sentí muy fuerte durante todo el fin de semana y me mantuve muy cerca de Pierre en las clasificatorias”, relató sin ocultar su decepción al terminar la carrera.

Pierre Gasly aguantó un poco más en la pista, a pesar de verse bloqueado en las primeras vueltas y perder un par de posiciones. Tras el período del coche de seguridad, también él se vio envuelto en una colisión con el McLaren de Fernando Alonso que le dañó la parte derecha del coche. Poco después, otro impacto, esta vez com el vehículo de Daniel Ricciardo, terminó de desequilibrar su vehículo y le impidió mantener el ritmo marcado en las carreras previas del fin de semana. “Ya sabíamos que iba a ser una carrera difícil pero el daño que sufrió el coche la hizo todavía más complicada”, concluyó el piloto francés.

La lección de este fin de semana para el equipo Red Bull Toro Rosso ha llegado, pues, vestida de desilusión. Tanto pilotos como técnicos expresaron su frustración tras la carrera en el circuito de Monza, que pone fin a la parte europea de la temporada. La próxima cita en Singapur, sin embargo, es esperanzadora: las características de la primera pista del GP asiático son favorables a las máquinas del equipo.

 

Trial. Montesa Honda, sin embargo, está de celebración tras un emocionante fin de semana en el que Toni Bou se hizo con su duodécimo título consecutivo de campeón del mundo de trial al aire libre.

La cita en Silsden (Gran Bretaña), la séptima del calendario, vio a un Bou de leyenda, controlando la carrera desde la última posición, lo que le permitió terminar primero y asegurarse la victoria en el campeonato. “No hay nada más bonito que ganar después de un año complicadísimo por las lesiones. Ahora es un momento para disfrutar”, declaró el piloto catalán y pluricampeón del mundo.

A una carrera para terminar el Mundial de Trial, ahora la gran pregunta es quién será el subcampeón, y si Montesa Honda se anotará una doble victoria en el caso de que Jaime Busto se imponga a los otros dos candidatos (todos españoles) Jeroni Fajardo y Adam Raga.