julio 8, 2013

EcoRally RACC: la experiencia al volante del Honda Civic 1.6 i-DTEC

Os ofrecemos la crónica de Javier Vicente, del blog “Highmotor” (@Highmotor y www.highmotor.com), en la que nos narra sus impresiones tras participar en el EcoRally RACC al volante del Honda Civic 1.6 i-DTEC. Llegar en el tiempo marcado y gastando lo mínimo posible de combustible. O retos de la movilidad sostenible.

Participar siempre en este tipo de pruebas es una experiencia única y que engancha, a la vez que permite disfrutar desde dentro y a otra escala, cómo es un día de competición, presión y las gestiones previas que hay que realizar para formar parte de estos eventos. Nos pusimos durante un día a bordo del Honda Civic 1.6 i-DTEC, cuyas bondades son muy conocidas por muchos en el día a día, pero no tanto para este tipo de pruebas.

La elección de este motor y coche no fue aleatoria, sino que se tuvo en cuenta el consumo homologado de 3,7 litros cada 100 kilómetros de un motor diesel que entrega hasta 120 CV de potencia. El requisito del RACC para los participantes era que no montara un motor con cilindrada superior a los 2,2 litros y emitiera menos de 120 g de CO2 por kilómetro, algo que cumplía a la perfección incluso bajando de los 100 gramos de emisiones.

¿Qué es un EcoRally?

Un EcoRally no es un Rally al uso, es decir, no consiste en llegar el primero a la línea de meta como estamos acostumbrados a ver en el campeonato de WRC, sino que hay que llegar en el tiempo marcado, ni un segundo antes ni un segundo después, y además, hacerlo gastando lo mínimo posible de combustible. Quien más se ajuste al tiempo (clasificación de regularidad) y al mínimo consumo (clasificación de consumo) es el coche ganador.

La metodología es, a priori, sencilla, aunque la puesta en escena, es algo más compleja y requiere de unos pasos previos como la calibración del coche y la verificación por parte de los comisarios; por citar unos ejemplos los neumáticos deben ir inflados a la presión que marca el fabricante, debe estar homologado para circular y cumplir, por supuesto, las normas de circulación. La complejidad es precisamente esta, puesto que el Rally transcurre en su totalidad por carreteras abiertas al tráfico, y depende de la suerte que no haya obstáculos por el camino en el instante que se debe pasar por un punto.

Honda Civic 1.6 en EcoRally

Honda Civic 1.6 i-DTEC en el EcoRally RACC

¿Y en qué tiempo debemos llegar? A lo largo del Rally, y más concretamente en este, había 8 tramos cronometrados entre 5 y 16 kilómetros, con una media diferente de velocidad y donde no se supera los 50 km/h. En cada tramo, además, esa velocidad media puede variar, encontrando diferentes velocidades medias. Para facilitar esta labor, es el copiloto el que, calculando el punto kilómetrico y el cronómetro, debe indicar al piloto si está por encima o por debajo del tiempo. Este retraso o adelanto sobre el tiempo oficial, es penalizado a razón de 1 punto por segundo.

La clasificación de regularidad sólo se tiene en cuenta estos tramos cronometrados, mientras que en la de eficiencia, se tiene en cuenta los cronometrados y los de enlace, puesto que en las verificaciones previas al parque cerrado, el depósito es precintado y sólo se abre de nuevo al finalizar la prueba.

La experiencia con el Honda Civic 1.6 i-DTEC

Como ya hemos comentado, hay varios factores del coche que deben ser evaluados y comprobados para conocer bien su funcionamiento; uno de ellos era el odómetro. Si los datos de distancia no son correctos, difícilmente se puede calcular el tiempo con precisión. El viernes a última hora pudimos comprobar con ayuda del tramo de calibración facilitado por la organización que el odómetro del Honda Civic funciona a la perfección.

Honda Civic 1.6 i-DTEC

Honda Civic 1.6 i-DTEC. El sistema Eco Assist permite aprovechar mejor la energía del vehículo, proporcionando una conducción más ecológica y un mayor ahorro de combustible.

La labor del copiloto es, además de controlar los tiempos y distancias con las tablas, indicar el recorrido al piloto, pues no puede ser configurado previamente en GPS alguno por conocerlo apenas 1 hora antes de la salida. La labor del piloto, por el contrario, es hacer caso a su copiloto, pero además, tener un control sobre el acelerador, freno y volante para conducir lo más suavemente posible, sin movimientos bruscos que afecten negativamente al consumo, aprovechando las bajadas, evitar semáforos y adaptarse a la conducción del resto de vehículos de la vía.

Y precisamente una ayuda del Honda Civic es su botón ECON, que evita esos movimientos bruscos del acelerador, optimizando la entrada de combustible según la posición del pedal y que, en algún caso, nos ha salvado de algún desastre. En estas situaciones es mejor trabajar de forma manual, y a pesar que el Honda Civic está equipado con un control de velocidad, no siempre es lo aconsejable si se busca un consumo mínimo; visualizar el tacómetro para comprobar el régimen de vueltas a las que trabaja el motor, también es muy buena opción.

Otra de las grandes ventajas del Honda Civic es su velocímetro digital, que a diferencia del analógico, es más preciso y rápido de visualizar. Con un vistazo es suficiente conocer la velocidad instantánea del coche y orienta mucho para conocer al piloto el ritmo aproximado de carrera, que se confirmará con las instrucciones del copiloto.

Eco-rallyracc478

Honda Civic 1.6 i-DTEC en EcoRally RACC

Los resultados

Como hemos comentado previamente hay que optimizar el consumo de acuerdo a la velocidad media que marca la organización en cada tramo cronometrado, aunque los tramos de enlace también deben considerarse para lograr un óptimo consumo. Este consumo que publica la organización no siempre es real, puesto que se considera que no se han hecho kilómetros de más, aunque la realidad siempre es algún despiste en alguna intersección que no era. Los kilómetros que se tienen en cuenta son los marcados por la ruta oficial.

En el Honda Civic conseguimos un consumo de ordenador de 4,6 litros en los más de 180 kilómetros que recorrimos y teniendo en cuenta la orografía del terreno de constantes subidas y bajadas pronunciadas, podemos estar más que satisfechos. En regularidad obtuvimos una penalización total de 255,2 segundos, terceros de nuestra categoría de un total de 18 participantes, muchos de ellos en tramos con muchas complicaciones de tráfico en estos tramos cronometrados, habiendo conseguido tramos con menos de 10 segundos de penalización.

En cuanto a la clasificación de eficiencia, obtuvimos un merecido séptimo puesto, con un coeficiente de 39,82, obtenido a partir de una relación de consumo, peso y kilómetros.

Las sensaciones son muy positivas, hemos acumulado experiencia y aprendido de nuestros errores para el año que viene, poder ser mucho más competitivos en ambas categorías. ¡Hasta el año que viene!

Eco-rallyracc694

Honda Civic 1.6 i-DTEC