diciembre 30, 2013

Honda doblará su producción en Brasil con una nueva factoría

Una capacidad productiva anual de 120.000 automóviles y una plantilla de 2.000 trabajadores. Son las previsiones de Honda para la nueva factoría que la compañía ha empezado a construir en Sao Paulo, Brasil, cuarta economía mundial y uno de los mercados emergentes estratégicos para Honda.

El nuevo centro, en el que Honda planea invertir cerca de 317 millones de euros, se ubicará en un terreno de 5,8 millones de m² en la ciudad de Itirapina, a 200 km de Sao Paulo, y se pondrá en marcha en 2015.

Con esta inversión Honda Automoveis do Brasil calcula duplicar su producción de automóviles en el país, ya que se sumará a los resultados de las instalaciones operativas desde 1997 en la localidad de Sumaré, a 100 kilómetros de Itirapina. La segunda factoría de Honda en la región, equipada con las últimas tecnologías y procesos de pintado, se centrará inicialmente en fabricar modelos Jazz, aunque más adelante se prevé que se amplíe a otros modelos. Honda ya es el primer fabricante de motocicletas en el país, una división de negocio que empezó en 1971.

Paralelamente, el nuevo centro de Investigación y Desarrollo que Honda prevé abrir en Sumaré a finales del ejercicio actual contribuirá también a reforzar la posición de la compañía en América del Sur. En este sentido, el presidente de Honda, Takanobu Ito, destacó durante el anuncio:

“Como cuarto mercado mundial, Brasil es uno de los mercados más importantes del mundo para Honda. Estamos construyendo nuestras instalaciones locales de I+D y, junto con esta nueva planta, continuaremos trabajando para desarrollar productos asequibles que ofrezcan velocidad y bajas emisiones de dióxido de carbono y que superen las expectativas de nuestros clientes en Brasil”.

Otro de los proyectos de Honda en Brasil es la inversión de más de 30 millones de euros en la generación de energía renovable para minimizar la huella ecológica de las actividades de la compañía. El pasado mes de octubre comenzó la construcción del parque eólico en Rio Grande do Sul, que entrará en funcionamiento en septiembre de 2014 y será operado por Honda Energy do Brasil Ltda. Se prevé que el parque produzca una cantidad de energía equivalente a la que Honda necesita para producir automóviles durante un año en Brasil.