noviembre 10, 2014

Ingeniería Honda para construir casas de pájaros

¿Qué hace un ingeniero en el bosque? Los de Honda, construyen las casas más originales para los pájaros del lugar a través del Birdhouse Project, una iniciativa de la Compañía que aúna naturaleza, creatividad e ingenio. Y lo hace mediante una colaboración entre la división de Diseño del departamento de I+D de Honda y Hello Woods, uno de los grandes proyectos medioambientales de Honda: un bosque creado en el año 2000 en las inmediaciones del circuito Twin Ring de Motegi (Japón), donde se ha restaurado el ecosistema autóctono en un área previamente descuidada.

El Birdhouse Project nació en 2012 y desde entonces ha sido testimonio de la creación de centenares de casas para pájaros, que conectan a los trabajadores de la Compañía con la naturaleza y el ecosistema de su entorno. Las hay clásicas, modernas y abstractas, en forma de piña, rana e incluso de pájaro. El proyecto pone en contacto dos mundos aparentemente dispares como son la naturaleza y el diseño industrial de coches, motocicletas o power products para abrir nuevos espacios de creatividad y relación con el entorno.

"Birdhouse Project" en el bosque de Hello Woods, uno de los grandes proyectos medioambientales de Honda

“Birdhouse Project” en el bosque de Hello Woods, uno de los grandes proyectos medioambientales de Honda

Al llegar a Hello Woods los ingenieros se ven en un entorno desconocido, muy diferente de su día a día. El reto de crear una casa para los pájaros del bosque genera una situación inusual, poco familiar pero divertida que los anima a aplicar sus conocimientos de una forma nueva, teniendo en cuenta materiales y factores que no siempre están presentes en su entorno de trabajo habitual. La experiencia crea conexiones no imaginadas antes. “Normalmente diseñamos coches pensando en los sentimientos de las personas y en sus experiencias de movilidad urbana, pero con este proyecto cambia nuestro punto de partida, hemos de imaginar los sentimientos de los pájaros cuando eligen entre una casa u otra. El tiempo que se invierte en hacer e imaginar cosas distintas acaba conduciendo a algo nuevo”, explica Naoto Fujiwara, diseñador del Centro I+D de Automóviles.

Mosaic House: una de las casas diseñadas en el Birdhouse Project de Honda

Mosaic House: una de las casas diseñadas en el Birdhouse Project de Honda

En japonés, los bosques que, como el de Honda, se encuentran cerca de hábitats humanos, reciben un nombre especial: satoyama. En el satoyama Hello Woods del circuito de Motegi conviven 2.500 especies, muchas de ellas pájaros que coexisten con los humanos que viven y trabajan en las inmediaciones. Desde el año 2008 Hello Woods participa en el programa del gobierno japonés Monitoring Sites 1000, una iniciativa con la que han sido escogidos más de 1.000 espacios naturales para ser monitorizados. El objetivo, detectar cambios en el ecosistema durante cien años y tomar las decisiones políticas adecuadas para mantener la biodiversidad.

"Worm-eaten Acorn", diseño Honda en el Birdhouse Project del bosque de Hello Woods, uno de los grandes proyectos medioambientales de Honda

“Worm-eaten Acorn”, diseño Honda en el Birdhouse Project del bosque de Hello Woods, uno de los grandes proyectos medioambientales de Honda

Las personas que visitan Hello Woods tienen la oportunidad de observar muchos tipos de vida y reflexionar sobre la importancia de las conexiones entre las personas y la naturaleza. En este sentido, el Honda BirdHouse Project es un ejemplo perfecto del concepto que esconde el término satoyama y del espíritu de Hello Woods, que aspira a construir puentes entre las personas y la vida natural para alcanzar la armonía que todos necesitamos. He aquí también naturaleza inspiradora para el diseño Honda.

Formas en el bosque, "Birdhouse Project" de Honda

Formas en el bosque, “Birdhouse Project” de Honda