noviembre 18, 2015

Ikuo Kajitani, el padre del VTEC

El año 2015 es importante para Honda por varios motivos. Por el lanzamiento de los renovados Civic y CR-V, por el nuevo Jazz, por el regreso del HR-V… Por ser el año en el que el Civic Type R ha vuelto al mercado con un motor 2.0 litros TURBO VTEC. Pero también porque Honda acaba de anunciar que el nuevo Civic incorporará en 2017 los nuevos motores TURBO VTEC de 1.0 litros y 1.5 litros. Es por ello que hoy os invitamos a conocer a Ikuo Kajitani. ¿Quién? Ikuo Kajitani, el ingeniero de Honda que dio a luz al VTEC, el legendario motor de la marca, actualmente conocido en todo el mundo, y que dio lugar al eslogan global de Honda: El Poder de los Sueños. Como dicen en japonés: Arigato, Kajitani-san.

asdf

La estructura del motor VTEC

El sistema VTEC de Honda, que significa “control electrónico variable de apertura y elevación de válvulas” nació como la solución frente a un viejo dilema que había dado no pocos dolores de cabeza a la industria del motor desde que se inventara hace unos 100 años. Un motor, como el cuerpo humano, necesita más aire cuando se enfrenta a un esfuerzo, pero las válvulas que controlan el volumen de aire que consumen los motores clásicos funcionan mecánicamente y son fijas. Así, hasta entonces, cualquier mejora en el desarrollo de un motor se hacía a costa de favorecer o bien el funcionamiento en la conducción cotidiana o bien la respuesta del motor en términos de potencia, siempre en detrimento de uno de los dos aspectos.

En 1986, la dirección de I+D de Honda lanzó una directiva: “inventar la tecnología que liderara la nueva generación de motores Honda”. El objetivo se concretó rápidamente: encontrar un nuevo mecanismo de válvulas más flexible que hiciera los motores más eficientes sin sacrificar ningún aspecto del funcionamiento. Kajitani, que trabajaba en el primer departamento de diseño del centro de I+D de Honda en Tochigi (Japón), estaba convencido de poder conseguirlo, sin embargo creía que los estándares establecidos por la dirección no eran suficientemente ambiciosos.

Diseñar un sueño imposible

Como si le hubiera leído la mente, Nobuhiko Kawamoto, entonces presidente de I+D de Honda, le lanzó la idea: “¿Por qué no intentas conseguir 100 caballos de potencia por litro?”. El reto estaba servido. El objetivo era impensable: en aquellos tiempos, los motores conseguían máximo 70 u 80 caballos por litro. No iba a ser fácil. Como Kajitani diría más tarde: “Parecía un sueño”.

Las piezas utilizadas en la configuración del motor VTEC

Las piezas utilizadas en la configuración del motor VTEC

Para desarrollar el VTEC, Kajitani y el resto del equipo se inspiraron en el funcionamiento del sistema respiratorio humano: cuando estamos en reposo o moviéndonos a un ritmo moderado consumimos poco aire; cuando necesitamos un extra de energía, para correr o para gestionar situaciones de estrés, los pulmones se abren y permiten una mayor oxigenación.

El sueño se hace realidad

Tres años más tarde, en 1989, el nuevo Honda Integra salía equipado con el primer motor DOHC/VTEC. La tecnología VTEC fue admirada mundialmente por ser la primera en ofrecer un mecanismo de cinco válvulas que regula el tiempo de las válvulas (cuándo se abren) y la elevación (cuánto se abren). Así, en una situación que requiere alto rendimiento, las válvulas se abren más y durante más tiempo. Por eso se dice que los motores VTEC tienen una doble personalidad: son fáciles de manejar a revoluciones bajas pero en revoluciones altas se convierten en un motor de alto rendimiento. Actualmente, las diferentes versiones del VTEC equipan todos los automóviles de Honda, también algunas motos y motores marinos.

vtec_nsx

Los míticos NSX equipados también con la tecnología VTEC

 

El sueño, un sueño que parecía imposible, se hizo realidad, dando lugar al actual eslogan global de Honda: “El Poder de los Sueños”, inspirado en la visión de su fundador Soichiro Honda. Como decíamos: Arigato, Kajitani-san. Gracias por perseguir tus sueños.