abril 24, 2020

El Honda e, premiado por su revolucionario diseño y por su inteligencia

El mejor de los mejores. El eléctrico compacto Honda e ha sido galardonado con el premio “Red Dot: Best of the Best 2020” en la categoría de automóviles, el más alto reconocimiento de estos premios anuales a la excelencia, por su diseño revolucionario. Además, el nuevo modelo sostenible se ha alzado vencedor también en la categoría de productos inteligentes, mientras que la motocicleta CBR1000RR-R Fireblade SP completa el trío de galardones «Red Dot 2020» recibidos por Honda.

Las ideas visionarias tienen premio. Las innovaciones que los diseñadores de Honda han puesto en práctica en el nuevo eléctrico urbano de Honda, que más de 300 periodistas europeos pudieron probar a principios de año, han recibido de esta manera una muestra de reconocimiento  internacional.
Los premios Red Dot, que se celebran cada año en el Museo de Diseño Red Dot, junto al histórico Design-Zentrum Nordrhein-Westfalen de Essen (Alemania), están orientados a seleccionar los productos de mayor excelencia en diferentes categorías, como diseño de producto, marca o estrategias de comunicación. El jurado está compuesto por 40 expertos de todo el mundo que antes de decidir quiénes serán los vencedores ponen a prueba, evalúan y analizan cada producto participante.

Estos reconocimientos se suman a la larga relación de Honda con los premios Red Dot, que en el pasado ya galardonaron otros modelos de la marca, como el Honda S2000 en 2001, el Civic en 2006,  el Accord Tourer en 2008 o el Insight en 2009.

Sostenible, práctico y urbano

El eléctrico urbano de Honda se ha diseñado tomando como base el Urban EV Concept de 2017, con el foco puesto el foco en la funcionalidad y el uso urbano diario. El rompedor sistema de retrovisores por cámara y las manecillas de las puertas integradas en la carrocería dotan al modelo de líneas limpias, simples y únicas tanto en el exterior como en el interior. A esto se añaden otras características que marcan la personalidad del pequeño Honda, como las exclusivas combinaciones de luces LED delanteras y traseras o la elegante tapa de vidrio del puerto de carga. En el habitáculo, el panel de instrumentos se extiende a lo largo de todo el salpicadero, y combina un aspecto diáfano con tecnología intuitiva enfocada claramente al usuario.

Desarrollado como un modelo global y disponible en cinco colores, el Honda e se hace querer: de momento no ha recibido más que elogios por parte de la prensa especializada, aunque aún habrá que esperar al verano para su comercialización. Su estilo moderno ha sido aclamado internacionalmente desde que su predecesor, el Urban EV, se presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017. El conceptfue más tarde denominado “Best Concept Car” en los reconocidos premios Car Design Award. Tras estrenarse mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, el Honda e fue la pieza central de la exposición ‘Honda experience – Casa Connessa Tortona’ de la Semana del Diseño de Milán, el evento de diseño más importante del mundo.

Inteligencia al servicio del futuro

Ahora más que nunca, con la incerteza que está desatando la crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia del Covid-19, hay que mirar al futuro en clave sostenible.

En este sentido, la estrategia de electrificación de Honda incluye la entrada de la compañía en el sector energético con propuestas de carga y gestión inteligente de la energía, un pilar fundamental para construir entre todos una economía más sostenible y más humana.

Para resaltar su compromiso, Honda ha anunciado la comercialización de su sistema de carga doméstico Honda Power Charger, que permite a los propietarios de un Honda e cargarlo al 100% de su capacidad en 4,1 horas, así como una solución de infraestructura de carga para entornos urbanos desarrollada en colaboración con Ubitricity en Reino Unido y Alemania. Además, el prototipo de Honda Power Manager, avanza un sistema «Vehicle-to-Grid» (vehículo a red) para conectar los vehículos eléctricos a una red eléctrica inteligente y contribuir así a acelerar el desarrollo e integración de las fuentes renovables de energía.

La excelencia: cuestión de filosofía

La filosofía de una empresa es como los cimientos de un rascacielos. Es  la personalidad de una compañía, lo que la distingue de sus competidores y lo que alimenta el vínculo entre la marca y sus clientes. Como dijo en una ocasión el fundador Soichiro Honda: “Los productos de Honda son conocidos en todo el mundo no sólo porque son de buena calidad sino por la filosofía que hay detrás de los productos… nuestra política de crear cosas que sirvan a los intereses de la gente”.

A base de sueños gigantescos, el fundador de Honda llegó muy lejos. Construyó su primer coche de carreras a los 18 años, empezó el primer negocio a los 22 y tras la Segunda Guerra Mundial abrió la fábrica Honda Technical Research Institute, en la que ideó el invento que le propulsó hacia el éxito (instaló el motor de una pequeña radio militar, que había recogido en casa de un amigo, en una bicicleta, construyó un depósito con una bolsa de agua caliente usada y lo llenó de aceite). Este es el espíritu que sigue impulsando a la marca, y la verdadera razón de que hoy en día siga creando productos brillantes y rompedores.