julio 10, 2020

Como un relámpago: el Honda Civic Type-R vuelve a batir el récord de velocidad en Suzuka

2 minutos y 23,993 segundos. Es el tiempo de vuelta que ha marcado el Honda Civic Type-R Limited Edition en Suzuka, un nuevo récord con el que el modelo de Honda se posiciona como el tracción delantera que más rápido ha rodado en el circuito japonés.

Este nuevo récord refuerza sin duda la leyenda del Type-R, pero no hay que olvidar que ya había mostrado su potencia anteriormente en circuitos menos familiares, como el de Nürburgring. El récord en Suzuka se consiguió con una unidad del Honda Civic Type R Limited Edition todavía en desarrollo, mientras se sometía a una evaluación de rendimiento final en febrero de 2020. Sin embargo, el modelo utilizado no contó con ninguna especificación técnica, extra o modificación, que lo diferencie de la versión de producción que ya está a la venta en toda en Europa.

Este hito revela, además, que el espíritu competitivo presente en el ADN de la marca no sólo se aplica sobre el asfalto, sino también en los departamentos de innovación y desarrollo. “Mi equipo de ingeniería y yo mismo adoptamos un espíritu competitivo que se ha ido transmitiendo durante generaciones, y es esta enorme pasión la que está impulsando la evolución del Civic Type R hacia convertirse en el deportivo perfecto”, declaró Hideki Kakinuma, Líder del Proyecto Civic Type R.

Solo 100 unidades

Honda ha anunciado que la versión Limited Edition del Honda Civic Type R, de la que solo se fabricarán 100 unidades,lleva llantas BBS de aleación forjadas de 20 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de alta adherencia, diseñados para conseguir un ahorro de 10 kg de peso. El nuevo modelo también está equipado con amortiguadores modificados, dirección recalibrada y un software de control del sistema de suspensión adaptativa, capaz de evaluar más rápidamente las condiciones de la carretera.

“Todos estos avances conseguidos con esta versión quedaron probados con el tiempo registrado en el circuito de Suzuka”, señaló Kakinuma. Todas las versiones de la nueva gama Type R, que se ha ampliado y ahora incluye una versión Sport Line, se han rediseñado en 2020, y ofrecen las mismas mejoras de rendimiento que están detrás del récord de vuelta rápida batido en el circuito de Suzuka.

El deportivo ideal

La nueva versión no incorpora grandes cambios mecánicos: se mantiene el potente motor VTEC TURBO de 2.0 litros, que gracias a una mayor capacidad de refrigeración es capaz de sacar más partido a su potencia total de 235 kW (320 CV). Esto fue precisamente lo que permitió al modelo que corrió en el circuito alcanzar la velocidad máxima en la recta próxima a la línea de meta.

Toques de diseño distintivos, como los colores disponibles, entre los que se encuentran el «Sunlight Yellow», un interior protagonizado por los asientos rojos o el nuevo pomo de la palanca de cambios en forma de lágrima, reflejan la estirpe deportiva de Honda sin olvidar el carácter funcional que hacen del Type R en un modelo apto para el día a día. En este sentido, Kakinuma lanzó un emotivo mensaje a los futuros compradores: “Creemos que esta renovación del modelo ha permitido que el Civic Type R se acerque un poco más al deportivo ideal que Honda vislumbra. ¡Disfrutadlo!”.

Más que un circuito

El de Suzuka ha sido, desde 1962, mucho más que un circuito clave en el calendario de la Fórmula1. Construído como sede de pruebas para los modelos Honda, es conocido por su exigente trazado en forma de ocho, en el que encontramos desde una larga recta de 1,2 km hasta chicanes de alta velocidad. No en vano es una de las dos únicas pistas en todo el mundo que cuenta con licencia de la FIA para tener este tipo de trazado, la otra es el circuito de Fiorano en Italia.

Como dijo el legendario fundador de la compañía, Soichiro Honda, “los automóviles no se pueden mejorar si no se ponen a prueba en un circuito de carreras”. Aún hoy, Suzuka es un banco de pruebas fundamental para el desarrollo de los vehículos y motores de alto rendimiento de la marca.

Como ya apuntábamos al inicio de este artículo, la décima generación del Honda Civic Type R ya batió el récord de vuelta rápida de un automóvil de tracción delantera en el circuito de Nürburgring Nordschliefe en 2017, con una marca de 7 minutos y 43,8 segundos. En los años siguientes, el Civic Type R con especificaciones de producción volvió a hacer demostraciones de fuerza batiendo récords de velocidad dentro de su segmento en cinco circuitos de Europa.