septiembre 7, 2020

Histórica victoria de Gasly para AlphaTauri y Honda en el GP de Italia

Espectacular carrera de infarto en Monza con muchas sorpresas y ríos de champán en AlphaTauri. Pierre Gasly emergió como ganador por primera vez en su carrera en la Fórmula 1, y ofreció la primera victoria para el equipo italiano bajo la nueva marca. Daniil Kvyat también terminó en los puntos, cruzando la línea en el noveno lugar, después de abrirse paso por el campo.

Fue un día de pesadilla para Mercedes, Red Bull y Ferrari, y cuando los peces gordos tienen problemas, se abren puertas para aquellos que están preparados para cruzarlas. El Gran Premio de Italia celebrado en el cicuito de Monza este fin de semana fue una de esas extraordinarias jornadas en las que ocurre de todo: mucha acción, emociones fuertes, caos y sorpresas. Hacía 24 años que un francés no festejaba una victoria en un GP de la Fórmula 1.

La del domingo fue una jornada negra para los Red Bull. Max Verstappen, campeón en el último Gran Premio, comenzó ya con mal pie, perdiendo dos posiciones en la salida,y en la vuelta 30 se vio obligado a retirarse por un problema en la unidad de potencia. Por detrás, su compañero Alex Albon no tuvo tampoco un buen día. Nada más salir, se enzarzó con el AlphaTauri de Gasly y cayó hasta P15.

Los Red Bull se tomaron así un descanso en la racha de victorias de las últimas semanas, y su mala suerte se convirtió en una oportunidad de oro que los de AlphaTauri supieron aprovechar al máximo. El equipo funcionó a la perfección y Pierre entregó una conducción increíble para terminar alzándose con su primera victoria en Fórmula 1. Una jornada histórica, que se añade a la de Monza 2008, cuando el equipo, entonces aún bajo el nombre Toro Rosso, también ganó en casa de la mano de Sebastian Vettel.

Se podría decir que hubo dos carreras: una al comenzar la jornada, y otra tras el accidente de Charles Leclerc (Ferrari) y la correspondiente bandera roja. La carrera se detuvo durante prácticamente media hora, durante la que se confirmó la sanción de 10 segundos a Lewis Hamilton por ingresar en boxes en un momento en el que no estaba permitido. Lo que hasta ese momento parecía un domingo más controlado por Mercedes, se convirtió en una extraordinaria carrera de oportunidades y sorpresas.

La estrategia de AlphaTauri funcionó como la seda: Pierre había comenzado P10 y subió a P3 al reiniciarse la carrera. Delante de él corrían Hamilton y Lance Stroll (Racing Point). Pierre consiguió otra escapada perfecta en el reinicio y pronto pasó al canadiense para colocarse segundo. Tras la sanción a Hamilton, el francés se vio liderando inesperadamente la carrera.

No fue tarea fácil. La carrera pareció durar una eternidad mientras Pierre se dirigía hacia la gloria. Tuvo al McLaren de Carlos Sainz pisándole los talones durante las últimas diez vueltas, cada vez más cerca. Fue un momento de gran dramatismo: una vez situado a menos de un segundo del francés, Carlos tenía la ventaja del DRS. Pero Pierre se mantuvo firme y escribió otra página en la historia de la Fórmula 1. Después de su segundo lugar en Brasil el año pasado, esta vez luchó con determinación por subir al escalón más alto del podio y por primera vez en más de dos décadas, el himno nacional francés sonó en el podio para Pierre, seguido del italiano para la Scuderia AlphaTauri.

“¡Esto es increíble! ¡No tengo palabras! ¡Es increíble! He pasado por muchas cosas en los últimos 18 meses y es mejor de lo que esperaba. Me concentré mucho cuando volví a unirme a la Scuderia AlphaTauri. Día a día, carrera a carrera, fuimos mejorando y nos fuimos haciendo más y más fuertes: este equipo me dio mi primer podio en F1 el año pasado en Brasil y hoy, esta gente me ha dado mi primera victoria en la Fórmula 1”, comentó emocionado Pierre tras la carrera.